martes, 14 de septiembre de 2010

Parque chinásico

Es Ti Wen Es Pil Belg

¿Había comentado ya que en algunos aspectos China es como retroceder varios años en el tiempo? Pues esta pequeña anecdotilla que había dejado sin contar en relato del viaje al gigante amarillo refuerza de forma superlativa esa afirmación.

Casi que mejor no les pregunto a estos.

Efectivamente, y como ya adelanté, nos topamos con un parque, detrás de la Ciudad Prohibida, donde había reproducciones (como se puede ver no eran a escala) de dinosaurios, que de vez en cuándo se movían y emitían sonidos, y la música de Parque Jurásico que sonaba cuando llegábamos nosotros.

¡Tenía hambre!

Y como a nadie sorprenderá, tal circunstancia fue aprovechada por un servidor para hacer un poco el tonto entre dinosaurios, como muestran las fotos que se ven a continuación.

¡Bicho malo, baja!

El Jokinosaurius Rex.

El diplojokus.

Empezó él.
Publicar un comentario