martes, 26 de octubre de 2010

Nombres Pintorescos

Adivinad su nombre de pila.

Trabajar tiene a veces su parte divertida, y es que uno ve a veces nombres, casi siempre extranjeros, que nos resultan chocantes y divertidos, y para muestra un botón, de nombres que me he ido encontrando por el camino.

Nazi: Empezamos fuerte. Así se llamaba un señor, creo que pakistaní, con un nombre con el que le desaconsejaría visitar países como Israel.
Happy: No la conozco más que documentalmente, pero con ese nombre ya me cae bien. ^^
Fobia: Esta pobre señora tenía que pasarse el día asustada.
Grami: Un nombre muy musical, seguro que canta de maravilla.
Matar: Este muchos amigos parece que no tenía. Y si tenemos en cuenta que hay quien se apellida "Lo", tenemos un nombre bastante poco amable.
Dame: No sé si este nombre se presta más a hacer un chiste con las ayudas, o directamente lanzarme al terreno de lo procaz.
Stalin: Lo mejor es cuando ves un cartel con una familia de corazoncitos en el que pone "Dios os ama" y está firmado por un tal Stalin.
Eterna: No la vi en persona, pero con ese nombre diría que es una mujer bastante amplia.
Expiración: Tiene su siniestra gracia el hecho de que tuviera que dar de baja su expediente... por fallecimiento.
Disney: Espero que no fuera hermano de Stalin. O de Nazi.
Okey: Con ese nombre, a ver quién le niega nada.
Xabi: ¿Y qué tiene este nombre de raro? Diréis algunos. Nada, pero un chino podría sentirse ofendido si le llamáis eso, ya que estaríais haciendo alusión a la liberal profesión que ejerce su señora madre. El poco cariñoso apelativo se maximiza si añadimos el sufijo -er. Sí, os recomiendo que no le llaméis a un chino "Xabier".
Jokin: Aquí hay leña para todos, y no seré yo quien se libre, pues mi nombre puede parecer algo menos solemne a los oídos de un angloparlante, quien es posible que me tome menos en serio si le digo "I am Jokin"

Así que, puede que a nosotros nos resulten graciosos algunos nombres extranjeros, pero nunca deberíamos perder de vista que, de la misma manera, los nuestros pueden parecer chistosos en otros idiomas.
Publicar un comentario