sábado, 9 de octubre de 2010

Final Fantasy IV

A Europa llegó como "Final Fantasy II"

Final Fantasy IV es un juego que tiene bastante significado para mí, ya que fue mi primer contacto con esta exitosa saga de videojuegos, y por extensión con un género, el RPG (juegos de "rol"), y que a la postre se convertiría en uno de mis géneros favoritos.

Allá por mediados de los 90, algo había oído del Final Fantasy pero no conocía nada al respecto, pero cuando me hice con este juego en una tienducha de intercambio de juegos, desde el principio me atrajeron esos gráficos tan coloridos de SNES y ese manual de instrucciones tan rollizo, y cuando lo probé me sentí inmediatamente atrapado por él. Por su sistema de juego, con esos px y subidas de nivel, y esos combates por turnos, como por su historia, tan de cuento de hadas y sus personajes, tan estereotípicos como encantadores.

Final Fantasy IV nos cuenta una historia hoy más vista que el tebeo; un malvado emperador quiere hacerse con los 8 cristales místicos, a cualquier precio, aunque ello implique enviar a sus tropas a matar a sus custodios. Y uno de sus soldados, Cecil, es el protagonista de la historia, que al oponerse a lo que él considera un acto de crueldad del antaño magnánimo emperador, cae ante este en desgracia y es desterrado, obligado a una carrera contrarreloj en la que tiene que patearse medio mundo para proteger los cristales de un poder malvado que podría destruir la propia tierra.

Por el camino, historias de amor, traición, perdón, amistad... se irán cruzando, y muchos personajes entrarán y saldrán de la vida del protagonista, para una aventura que va creciendo hasta alcanzar cotas épicas.

A esto se le suma una música excelente, del simpar Nobuo Uematsu, y como ya he comentado unos gráficos que en su momento eran de lo mejorcito, y el comienzo de la madurez de una saga que para el gran público tiene su mejor exponente en el VII, pero que personalmente alcanzó su techo en el VI (curiosamente, la inmensa mayoría de los que se decantan por el 7 no han probado el 6).

Este juego, el Final Fantasy IV, lo he tenido en 3 versiones; la primera en Supernintendo, la segunda el remake que se hizo para Playstation, y la 3ª, recién jugada, la versión para Nintendo DS, con gráficos retocados y cinemáticas añadidas, pero conservando casi intacto el encanto de esta pequeña joyita del mundo de los videojuegos. Aquí puede verse el resultado


Intro para la DS.
Publicar un comentario