domingo, 17 de octubre de 2010

Basáuricas 2010

Zumito de cactus.

Otro año más, fiestas de Basauri; el evento etílico-caótico, donde el objetivo, aunque haya tontines que no lo entiendan, es divertirse y no andarse con reivindicaciones políticas (lo digo por cierto comentario en una entrada de Aste Nagusia donde un comentarista bastante desinformado me llamaba entre otras cosas insolidario por mis opiniones acerca del cierre de las txoznas)

Este año, la verdad, no ha habido mucho caos. Algo de borrachera sí, el viernes, que estuvimos pocos pero un rato simpático, con un rápido punto (y alguno de los habitantes de mi casa, que no soy yo, una gran cogorza) pero que en cuanto se me pasó, a eso de las 3, me hizo irme a casa cuando el cansancio llegó de golpe. La putada, que la frecuencia de los trenes era la que era y nos tocó estar una hora larga esperando en la estación, a la intemperie y con el frío.

El sábado me levanté sin resaca pero cansado, lo que unido al frío y la lluvia hizo que mi cuerpo desestimara la idea de hacer doblete, por lo que nos quedamos en la lonjka tranquilamente jugando una buena partida de rol nocturna.

Y hoy, pues al puro estilo de los domingos, mañana tranquila y tarde de juegos, Dominion y Louis XIV, donde he ganado casi todas las partidas. Es decir, casi gano una y casi gano la otra.
Publicar un comentario