martes, 4 de enero de 2011

Balada triste de trompeta

Payasos fuera de la lavadora.

Una película así solo podía ser de Alex de la Iglesia. Esta película es, para lo bueno y para lo malo, fiel a su estilo. Eso para mí, que soy fan incondicional de mi paisano es bueno, y Balada triste ma ha parecido sin duda un peliculón, sin un momento para aburrirse, notables actuaciones y algunas escenas espectaculares, como la batalla del principio o la escena-homenaje a "Con la muerte en los talones", pero en el Valle de los caídos.

Desde luego es una película rara, en contra de lo que defienden los que dicen que todas las películas españolas son iguales. Es una propuesta audaz que nos cuenta una historia en paralelo a la Historia, cruzándose en su camino con célebres o infaustos episodios o personajes históricos.

La historia se apoya en un fetiche del director, los payasos, que son el vehículo para contar una historia de odio, envidia y locura que ya se tocara en la incomprendida pero genial Muertos de Risa.

Está claro que para disfrutar de esta película te tiene que gustar el estilo De la Iglesia, pero me parece que es una maravilla de principio a fin. Álex lo ha vuelto a bordar.
Publicar un comentario