domingo, 23 de enero de 2011

Canciones que te salvan la noche

Como en el cumpleaños pero sin tarta.

Ayer no fue un día fácil, la verdad. Me levanté sin demasiadas ganas de hacer nada, pero afortunadamente había tenido la precaución de buscarme planes. Así que por la tarde me fui a jugar una partida de D&D, en la que aunque no estuve muy activo me sirvió al menos para aligerar la mente.

La putada es que el antirrobo del coche volvió a hacer de las suyas, con lo que no pude usarlo, como era mi intención. Ese cacharro ha comprado otra papeleta para la rifa de una estancia en el chatarrero.

Por la noche, aunque sin demasiadas ganas, volví a Iturribide, donde estuvimos jugando un kinito (¡sin humo!) y luego, a falta de opciones mejores, nos fuimos a la zona de Mazarredo, concretamente al Galeón.

Particularmente es una zona que no me gusta nada, lo que unido a mi estado de ánimo hizo que yo me estuviera rayando bastante. Pero a veces la noche tiene un punto de inflexión y cuando peor me encontraba yo, empezó a sonar esto:



De alguna forma me subió el estado de ánimo, y consiguió que me divirtiera y estuviera hasta las 5 de la mañana. Era un día crítico, pero esa canción, si pretendía animarme, cumplió sobradamente con su cometido.
Publicar un comentario