domingo, 2 de enero de 2011

The tourist

Jack Sparrow en el S. XXI

Mentiría si dijera que fui al cine con grandes expectativas, pues no es Angelina Jolie una actriz santo de mi devoción. Pero lo bueno de ir al cine sin esperar gran cosa es que te encuentras con sorpresas agradables, como es el caso de The Tourist, un thriller-comedia dinámico y divertido, con un desenlace aunque algo tramposete, bien logrado.

Ella es una espía, o como vemos después la cómplice de un delincuente buscado por la Interpol y la mafia, cuyo camino se cruza en un momento dado con el de Johny Depp, un simple profesor de matemáticas de vacaciones por Europa, al que confunden con el asociado de Angelina Jolie, con las consecuencias que eso acarrea para el pobre iluso.

Una serie de enredos y situaciones, algunas de las que aparentemente carecen de sentido y que lo van ganando a medida que se desarrolla la narración (y eso es algo que me encantó de la película, cosas que te hacen gritar "qué absurdo" y que luego cobran perfecto sentido) hasta al resolución en la que queda casi todo bastante bien explicadito. Con excepción de las motivaciones del personaje principal, eso sí.

De la película me quedo con algunos golpes humorísticos bastante simpáticos, y con la escena de la persecución por los tejados de Venecia, a mi juicio bastante creíble y sin las fantasmadas que nos ofrecen en alguna escena posterior.

En definitiva, película entretenida y bastante agradecida de ver.
Publicar un comentario