jueves, 27 de enero de 2011

Monsters (película)

El pulpo Paul es sabio.

Antes de empezar la crítica diré que en el caso de esta película tiene toda la pinta de tratarse de la víctima de un mal doblaje. Pero como no sé cómo quedaba en V.O. me limitaré a valorar lo que vi, que no pudo ser más horrible.

La premisa no suena mal. Hace 6 años una raza alienígena (unos pulpos del tamaño de edificios, que harían las delicias de Lovecraft) llegaron a la tierra y con la tontería se adueñaron prácticamente de México, zona infectada y lugar de constante bombardeo por parte de los EEUU.

Y los protagonistas aquí son un periodista y la hija de su jefe, a la que debe escoltar hasta casa, en una especie de road movie en la que tendrán que hacer frente a varios peligros y situaciones que, al menos en la versión doblada, resultan absurdas. Sobre todo por el tema de la duplicidad lingüística, que se pierde. O la escena en la que tardamos en darnos cuenta de que el protagonista está borracho... porque habla igual que sobrio.

La película resulta ser tremendamente lenta y sobre todo vacía, como si tuviera muchos huecos que el director no parece saber rellenar. Unos personajes planos a los que intenta sin éxito dar carisma, y unos secundarios que bien podrían haber sido reemplazados por cabras. Así como un final que queda un tanto absurdo. Supongo que la película debe de ocultar algún tipo de mensaje o moraleja, pero lo cierto es que entre bostezo y bostezo no terminé de encontrarlo. Adaptate a las circunstancias o destrúyelas... opté por lo primero, ya que lo otro habría sido pegar fuego al cine.

Me gustó, en cambio, el tema paisajístico, bastante logrado, y los bichos conseguían salvar la papeleta con decoro. Y es que es de agradecer, o de lamentar, quién sabe, que en una película de monstruos gigantes lo peor no sean los propios bichos. Lo cierto es que no me parecieron cutres en absoluto. Lo cual siempre está bien.

Lo que no está bien es ir al cine a ver esta película. En serio, no soy nada quisquilloso con el tema del doblaje, de hecho lo defiendo. Y tampoco soy nada amigo de piratear películas. Pero en el caso de esta película en concreto, si tenéis interés por verla, id al cine, sacad la entrada y con ella en la mano os vais a casa y al margen de lo que diga la Sinde, descargadla en inglés.
Publicar un comentario