viernes, 6 de julio de 2012

7 razones científicas por las que un brote zombi fracasaría (rápidamente) 1/7

Traducido de aquí.

Supongamos por un momento que los zombis son reales (como si la mitad de vosotros no estuviera ya fantaseando sobre ello). ¿Os habéis dado cuenta de que la mayoría de películas de zombis se desarrollan solo cuando el apocalipsis está en su apogeo? Para cuando nos unimos a los supervivientes, ejército y gobierno ya han sido eliminados y las calles no son seguras

Hay una razón por la que la película empieza ahí y no antes. Es porque la parte anterior, en la que pasamos de un zombi a millones, no tiene ningún sentido. Si dejas que la lógica venga a aguarnos la fiesta de los zombis, te darás cuenta de que los zombis estarían nuevamente muertos mucho antes de que tengas ocasión de poner en marcha esa moto con motosierras en la que has estado trabajando.

¿Por qué?
#7 Tienen demasiados depredadores naturales.



¿Sabes por qué los humanos en la actualidad estamos en la cima de la actual de alimentación? No es porque seamos difíciles de matar (bueno, salvo Steven Seagal). No lo somos: somos poco más que deliciosas bolsas de carne esperando a que una garra o cuerno solitario esparza nuestras tripas como una piñata de carne. No, estamos en la cima simplemente porque somos podidamente buenos matando cosas por nosotros mismos. Un buen ataque, como dicen, es la mejor de… ¡MIRAD, UN PATO, MATADLO!


Somos demasiado listos y estamos demasiado bien armados como para que cualquier animal nos cace. Ahora mira al pobre zombi. Carece de cualquier ventaja de las que ha evitado a la Humanidad ser devorada hasta su extinción. Se pasea por campo abierto, no puede usar armas ni estrategia y no puede pensar. Ni siquiera tiene instinto de conservación para correr y esconderse cuando está en peligro. Además, está completamente hecho de comida, y es presa fácil para cualquier animal que la quiera.

Si piensas “Claro, pero mi ciudad no está llena de osos que vayan a venir a comerse a los zombis”, piensa a menor escala. Los insectos son un gran grano en el culo para los humanos vivos y, en ocasiones, ser capaz de espantar moscas y tener un sistema inmunológico es lo único que evita que los gusanos se coman nuestras lenguas y ojos. Los zombis de cualquier parte del mundo que tenga problemas de moscas tardarán poco en estar infestados de gusanos, lo que significará que la mayoría de sus tejidos estarán infestados, y sus ojos quedarán rápidamente inutilizados.


¿Ya no resultan tan desagradables, verdad? Bueno, lo siguen siendo, pero se merecen algo de respeto.

Aumentemos un poco la escala: Solo en América ya hay osos, lobos, coyotes y pumas, cualquiera de los cuales puede poner en su menú a los inteligentes, rápidos y bien armados humanos si se dan las condiciones adecuadas. Para la mayoría de los depredadores, las “condiciones adecuadas” son cuando el animal está débil o enfermo, o generalmente incapaz de defenderse a sí mismo, como un cadáver andante. Joder, piensa en los millones de perros callejeros ahí fuera, que rápidamente aprenderían que los zombis son comida fácil.

Ahora imagina hordas de zombis merodeando por África. Entre leones y búfalos (e hipopótamos, rinocerontes y elefantes), por fin tendríamos una enfermedad para la que África está más preparada para sobrevivir que el resto del mundo.

Continúa aquí.
Publicar un comentario