miércoles, 1 de junio de 2011

Pues no era resaca...

Flema inglesa

El domingo me dolía la cabeza y el cuerpo en general, cosa que achaqué a un demasiado divertido sábado por la noche. El lunes tampoco estaba en buen estado, pero llovía y pensaba que tal vez no me había recuperado del todo. Ayer me costó levantarme, y pese a ello fui a trabajar. Grave error. Toda la mañana tosiendo, y cuanto más tosía más me dolía la cabeza. En cuanto llegué a casa me metí en la cama y permanecí languideciendo con algunas décimas de fiebre.

Hoy he hecho acopio de fuerzas para visitar al médico y me ha dicho lo que sospechaba, que no es nada de lo que preocuparse, pero dos días de cama y reposo más antibiótico. Así que fuera de servicio hasta el viernes.

Podría ser peor, me podría haber puesto malo un viernes como hace un par de años.
Publicar un comentario