martes, 1 de enero de 2013

Nochevieja-Año nuevo

Recibiendo el nuevo año con elegancia. 

No es que yo sea muy fan de la Nochevieja, pero es una cita ineludible, que se compone de cena de nochevieja propiamente dicha, y celebración, generalmente festiva, de año nuevo después.

Este año la cena contaba con un elemento adicional, Joan, un amigo de Barcelona que por motivos de trabajo vive en Bilbao, y que se vino a cenar conmigo y con mi padre, en alegre compañía.

Tras ver las campanadas recogí camino a mi casa, previa parada en el portal de enfrente para recoger a cierta personita. Después, a casa a ponerme elegante y a la lonja, donde teníamos una fiesta a lo casino, con timbas de poker, ropa elegante y música adecuada.

Como no soy muy de jugar a poker, en lugar de jugar me dedico a instruir en los rudimentos del juego a los que no saben cómo se juega.

El resto de la noche transcurre entre bebidas, risas y partidas al "Caricaturas", donde hay gloriosos momentos como "Princesas Disney, como por ejemplo, Kiko Veneno".

Y ahí estamos hasta las 6, hora a la que algunos valientes se van de bares. Pero entre la lluvia, el cansancio, y que yo había hecho el firme propósito de pasar olímpicamente de entrar a bares en nochevieja, toco retirada y me desplazo a mi domicilio a descansar.
Publicar un comentario