jueves, 3 de enero de 2013

¡Rompe Ralph!

Los malos también molan. 

Pixar fue una escisión de Disney, que fue reabsorbida por Disney. Pixar era la parte de Disney que hace maravilosas películas de animación por ordenador. Pero no solo de Pixar vive Disney. Ya el trailer de ¡Rompe Ralph! hacía que mis glándulas salivares empezaran a segregar babas. Una película en la que el protagonista es un villano de videojuego ochentero, y en el que salen gente como Q-bert, Robotnik o M. Bison. ¡Eso imposible que sea mala!

Y bien sabido es que una de las cosas que más daño le pueden hacer a una película son unas expectativas demasiado altas. Y en este caso eran, elevadas no, elevadísimas. 

Pero la película no decepciona. Aunque tal vez tiene menos guiños videojueguiles de los que me hubiera gustado, la película es una genialidad de principio a fin.

Para quien no sepa de qué va, una breve sinopsis. Rompe Ralph (muy inspirado en Donkey Kong) es el villano del videojuego ¡Repáralo Félix Jr! (un claro guiño a Mario Bros), pero harto de ser un villano incomprendido e impopular, decide ganarse el reconocimiento en otro videojuego, el Hero´s Duty (una especie de Halo-Gears of War-Shooter genérico), donde a pesar de los esfuerzos de la sargento Calhoun (una mezcla entre Samus Aran y Susana Griso), mete la pata, y debe solucionarlo en el videojuego Sugar Rush, uno de carreras a lo Mario Kart, relleno de chocolate y piruletas (¡y sabuesos Oreo!). Allí, se encontrará con la insoportable y resabiada Vanélope, que al principio será una molestia, pero que no tardará en convertirse en una inestimable compañía. Y por el camino todo un elenco de apariciones estelares y cameos varios. (Mención especial al señor Amargado y al violento policía Duncan Dónut).

Vale, para el argumento no se han devanado los sesos, pero tampoco hacía mucha falta. Consigue emocionar y hacer reír, y es un regalo para la vista fijarse en todos los detallitos, con montañas de referencias que los más pequeños no pillarán ni de casualidad. Una de las películas más simpáticas que he visto en mucho tiempo, y para mí la película de las navidades.

Una pena que no tenga escena postcréditos, pero estos merecen ser vistos, con toda la frikada que ello incluye. Y también recomiendo su página web, donde permiten jugar a ¡Repáralo Félix!, Sugar Rush o Hero´s Duty.
Publicar un comentario