domingo, 24 de marzo de 2013

ComerCon

 
El cartel. 

Este fin de semana ha tocado viaje a Oviedo, ciudad que hemos visitado con la excusa de este evento que mezclaba juegos de mesa, rol, manga, literatura... en una especie de batiburrillo friki que servía de excusa para kedada nosolorrolera, pues la editorial Nosolorol ponía stand allí. Y yo quería mi ejemplar de "El judío errante".

¿Es una errata el título de la entrada? No. Oviedo es una ciudad que se caracteriza por el buen comer, y entre tortos, tapas y cazuelas, sumado al desayuno bufet del hotel, uno regresa a Bilbao con la sensación de que podría volver rodando.

Del evento, cabe destacar que había bastante stand (algunos realmente "pintorescos"), mucha variedad de actividades con bastantes talleres (pena del taller de minipeluches, en el que no llegamos a participar) y sobre todo, mucha gente disfrazada. Sobre todo mucha jovencita cosplayer, algunas enseñando mucha chicha.

Y sin duda lo mejor, el emplazamiento. El Auditorio Príncipe Felipe, que bien aprovechado puede ser una maravilla de sitio para este tipo de eventos.
Publicar un comentario