jueves, 28 de marzo de 2013

Pues sí, a la final

 
Los jugadores, celebrando la victoria. 

Pues sí. La lógica hizo valer sus argumentos y el Bilbao Basket, que ayer era favorito, ganó con holgura y podrá enfrentarse al Lokomotiv Kuban el 13 de marzo en la final de la Eurocup. ¿Quién lo hubiera dicho después de la fatídica derrota en Riga que les ponía 0-2?

El partido de ayer sin mucha historia. Una fiesta en la que que el rival, los ucranianos del Budivelnik fueron el invitado que venía de vacaciones, y fueron probablemente el rival más flojo de cuantos han visitado Miribilla en esta edición de la Eurocup (22 puntos de diferencia al final del partido). No jugaban ni a tabas, y su temida estrella, Malcolm Delaney, estuvo totalmente desaparecido y muy fallón.

Cuando finalmente se consumó la victoria, la fiesta y la alegría se desataron del todo. La nota negativa, que siempre la hay, los cuatro tontos de turno que no pueden dejar de mezclar política y deporte, y sacar las dichosas banderitas que SOBRAN en este tipo de eventos. Pero claro, los mismos tontos que ondeaban en un partido de BALONCESTO, las bufandas de Herri Norte (los ultras del Athletic). Donde no hay, no hay...
Publicar un comentario