lunes, 4 de marzo de 2013

Floor wins

 
Una pieza de Tetris, la señal de distinción que toda casa necesita. 

Era algo que queríamos evitar a toda costa, pero parece que la obra va a ser ineludible.Son ya varias las obras de reposición del suelo que hemos tenido que padecer, y cuando al cabo de dos semanas de terminar la última volvió a salir un bulto en el suelo, convinimos con el casero que nos era menos molestia soportar el bulto que estar todo el día con la casa en obras.

Y así hemos aguantado cosa de año y medio, hasta que 2013 nos ha traído nuevas deformaciones en el suelo, algunas de calado importante, llegando incluso a saltarse tablas, dejando al aire la tarima de conglomerado que está debajo, completamente húmeda, mojada incluso, en algunos puntos. Intentamos el apaño de poner una tabla encima, a modo de pasarela, pero el suelo ha decidido que iba a ganar esta batalla, haciendo surgir huecos y saltar tablas por toda la geografía de Chezgarcía. Así que he decidido tirar la toalla y claudicar. He llamado al casero para decirle que no queda otra que volver a meternos en una obra.

Me queda el consuelo de que en tiempos de crisis, al menos el suelo de mi casa genera algo de empleo.
Publicar un comentario