miércoles, 5 de junio de 2013

Comida de quesito

 
Jokin sorprendido al ver el sol.

No es que ayer la comida fuera a base de queso, aunque por el sitio al que fuimos (el Trastevere) bien podría haberlo sido, sino que era comida de reencuentro entre los que formábamos el "quesito" de mesas en la oficina, en el sentido amplio. Ya que antes de la dispersión de media oficina por ahí, al final estábamos todo el día juntos, y había que buscar una excusa para quedar.

Y la verdad es que hubo suerte, pues el tiempo acompañaba, con un solete de lo más majo que sirvió para la terracita de sobremesa, tras una opípara y cuantiosa comida en el italiano. Allí, pues el típico intercambio de chascarrillos y batallitas que suele caracterizar esta clase de encuentros.

Y al acabar, aunque teóricamente tenía que ir a alemán, pues entre que ya no llegaba a tiempo y que además tenía que ir al Azzurro a hacer el brainstorming del próximo frikimusical (que ya tiene letra), acabé por hacer pira. O en alemán, Ich habe Blau gemacht.
Publicar un comentario