lunes, 3 de junio de 2013

Última tarde

 
Hay quien afirma haber visto una de estas en el cielo.

Dos cosas delataban que se va acercando el verano. Una, esperada y deseada, que hoy es el último lunes que me toca jornada de tarde (eso tan divertido de entrar a las 8 y salir 11 horas después) hasta que en septiembre vuelvan las tardes. 

La otra, más difícil de concebir, es que el cielo de Bilbao, que la mitad del tiempo es gris (cuando no es gris es porque es de noche y es negro) era hoy más o menos azul. Sí, sí, AZUL.

Entiendo que para los más escépticos sea difícil de creer un fenómeno atmosférico tan absurdo como el de tener un cielo si acaso parcialmente despejado en Euskadi, pero así ha sido.

Pero más extraordinario ha sido el efecto óptico que se ha formado, por el que una especie de esfera amarillenta parecía brillar a lo alto. Tal evento ha congregado a miles de bilbaínos en las calles, que se han quedado sorprendidos al contemplar tan extraño cuerpo.

Los más viejos del lugar lo han llamado Sol, y dicen que, al igual que el Cometa Halley, pasa por Bilbao cada 80 años.
Publicar un comentario