domingo, 9 de junio de 2013

Requiem por un tablet

 
Así quedó la pobre.

El viernesfallecía en trágicas circunstancias mi Tablet, que tanta compañía me hacía en ocasiones como el gimnasio, o algún viaje en avión/autobús. 

Funcionaba perfectamente, pero la puse a cargar, y cuando fui a desenchufarla, lo hice con tan mala suerte (y poca pericia) que se me calló de morros contra el suelo, y la pantalla quedó en el estado que se puede ver.

Verse se seguía viendo, pero al ser una pantalla táctil, ya no respondía a las instrucciones, lo que reduce bastante sus opciones de uso para todo lo que no sea contemplar el lindo gatito cuya foto luce como fondo de pantalla.

Ahora toca buscarle reemplazo.
Publicar un comentario