viernes, 27 de marzo de 2015

Torrijas caseras

Falta echarles canela por encima.

Una delicia fácil de hacer y muy de estas fechas son las torrijas. No son complicadas y se hacen enseguida, siendo el resultado delicioso.

Ingredientes:

-Pan, a poder ser del día anterior (usé una barra normal, de supermercado)
-Azúcar (usé tres cucharadas soperas)
-Canela en rama 
-Canela en polvo
-1 limón
-1 litro de leche entera
-Aceite de oliva
-1 huevo
-1 bayeta (¿querrás dejar la cocina limpia después, verdad?)

Procedamos:

Hay que cortar el pan en rodajas no demasiado gruesas, pero tampoco demasiado finas. Un par de centímetros de grosor va bien. La idea es que se empape bien de leche.

En un cazo metemos la leche con la canela en rama y el azúcar. Añadimos además peladuras de limón y ponemos a hervir. Cuando haya hervido y tengamos una especie de leche merengada, esperamos a que se enfríe y metemos las rodajas de pan un buen rato, para que se impregne bien del todo.

Una vez el pan ha recibido su baño (yo lo dejé unos 20 minutos) batimos el huevo y rebozamos con huevo las torrijas. Acto seguido las metemos en aceite caliente y las freímos bien.

Una vez fritas las dejamos que se enfríen (es buena idea poner un papel de cocina entre las torrijas y el plato para que suelten un poco de aceite) y para terminar las espolvoreamos con canela. En teoría también se les echa azúcar, pero al haber echado azúcar a la leche ya estaban suficientemente dulces.

Y así es como de forma fácil tenemos unas deliciosas (y pringosas) torrijas.
Publicar un comentario