lunes, 11 de mayo de 2015

Felices 140

Todos muy amigos hasta que se cruza el dinero.

140 millones de euro son el envenenado regalo que puede arruinar la vida a mucha gente, ya que la codicia, la envidia y el afán por tener más pueden sacar lo peor de las personas.

Cuando Elia (Maribel Verdú) gana el premio gordo de los euromillones decide celebrar una fiesta de cumpleaños (coincidiendo con que le caen 40) invitando a sus más cercanos amigos a un fin de semana en una casa rural en Tenerife. Lo que al principio es armonía y buen rollo se irá quitando capas para sacar a relucir miserias y trapos sucios, hasta que acabe pasando algo que puede convertir el maravilloso plan en un infierno.

Una película muy teatral, con buenas interpretaciones y situaciones tensas en las que se plantea un dilema ético al que no es fácil hacer frente para unos personajes que resultan bastante humanos. La película merece la pena, aunque no terminó de convencerme el desenlace, un tanto precipitado. Pero en líneas generales, está bastante bien.
Publicar un comentario