domingo, 29 de noviembre de 2015

Guerra de mundos, apellidos catalanes y atracos a mano armada.

El escenario que homenajeaba a Orson Welles.

Este fin de semana empezaba protagonizado por el mediático "Viernes Negro", que no hizo presa de mi consumismo y fui bastante contenido, comprando un par de manuales de rol en pdf por escasos 4 euros (Pendragon y Spirit of the Century). Con Steam también me he portado bien, cogiendo solo el "A Wizard´s Lizard" y el "Gods Will Be Watching". El resto del viernes se resume en visita a la lonja y partidas al divertido Smash Up, al que ya dedicaré alguna entrada cuando tenga más trillado.

El sábado día cultural, con cine primero (Ocho Apellidos Catalanes) y luego las lecturas dramatizadas de La Guerra de los Mundos en Muzzik. Estaba bien y era muy vistosa, pero me gustó más La Isla del Tesoro.

Y para acabar con el relato del fin de semana, hoy tocaba visita a Miribilla, para ver el partido contra el Real Madrid, partido que estaba siendo interesante hasta que los árbitros han tenido a bien entrar en escena, rompiendo la baraja en favor del equipo visitante, de forma bastante poco disimulada y haciendo así que un buen partido se haya convertido en una victoria sufrida, pero con un final muy apacible, para los de blanco. Nada nuevo bajo el sol, vaya.
Publicar un comentario