domingo, 10 de julio de 2016

De cachopos, coche y cortos

Un frugal piscolabis

Una de narrar el fin de semana, cosa que suele ser habitual los domingos a esta hora. Y empezamos, claro, el viernes, con acto social gastronómico que incluye visita a Armintza, donde está el célebre Begotxu, conocido por sus pantagruélicos cachopos, donde con uno comen 6 personas y no se quedan con hambre. Ello bien acompañado por bebida y algunos postres que no se quedan a la zaga. Todo ello por un precio muy bajo, pues por 13 euros/persona cenamos a base de bien.

El sábado por la mañana toca conducir hasta Bergara, sin entrar en más detalles por asuntos familiares, y a la tarde también coche, pero esta vez para disfrutar de la playa, concretamente de la fabulosa playa de Oriñón, que conocía de oídas y tenía ganas de practicar. Algo de baño, algo de solete y luego nos acercamos a la vecina Sonabia, un sitio muy agradable, bien aderezad por el clima agradable y la buena compañía. De camino a casa, aunque tenía ganas de salir por ahí luego de fiesta, llegar a casa y ducharme me hace cambiar de opinión y a las 23:45 estoy ya en la cama, como los niños buenos.

Y del domingo lo más destacado, hacer un poco el gamberro grabando unos sketches en tono de parodia política, incluyendo el falso anuncio del juego "Elecciones generales", que ya dejaré ver por aquí cuando llegue el momento. Solo diré que hay una escena en la que me toca imitar a mi querido amigo Mariano...
Publicar un comentario