miércoles, 6 de julio de 2016

Jessica Jones

Ilustración de Bill Sienkiewicz.

Muy en la línea de Daredevil, Netflix dedica una serie a otro superhéroe de la factoría Marvel, o superheroína en este caso; Jessica Jones (Krysten Ritter), una detective neoyorkina con superfuerza y un pasado oscuro que se enfrenta a un enemigo muy peligroso, "El hombre púrpura", un supervillano con el poder de anular la voluntad de quienes le rodean, a quien magistralmente da vida David Tennant. Este villano es, sin lugar a dudas, lo mejor de la serie. 

También es muy interesante y bien llevado el personaje protagonista, pero el hecho de que no la conociera de los cómics le quita algo de gracia a la serie, que no me terminaba de enganchar, a pesar de que la trama tenía su interés y la atmósfera estaba lograda. Puede que no me gustaran mucho los secundarios, con excepción de Luke Cage, icónico personaje de Marvel que aparece en la serie como aliado de Jessica Jones.

Tiene, y eso sí me gustó, puntos de conexión con el resto del universo Marvel, como alusiones a los hechos ocurridos en Los Vengadores, o la aparición de Rosario Dawson con el mismo personaje que en Daredevil, personaje con el que acabará encontrándose Jessica Jones en el futuro proyecto "Los Defensores", que seguiré con interés.
Publicar un comentario