miércoles, 27 de abril de 2011

Más agujeros

Y el tesoro no aparece.

Las obras del metro en Chezgarcía siguen su curso, y ayer empezaron los trabajos para la estación de la cocina, como puede apreciarse en la foto.

La idea inicial de los fontaneros era levantar esas baldosas antes de Semana Santa (con todo lo que ello implicaría) pero por suerte no lo hicieron hasta ayer. La parte graciosa viene cuando dicen que no son capaces de encontrar la causa de las humedades, y ahora estoy con media cocina descojonada y sin saber cuándo volverán ni cuándo volveré a tener casa. Y encima sabiendo que probablemente lo peor esté aún por llegar.

¬¬
Publicar un comentario