domingo, 17 de abril de 2011

Spa, despedidas y retropimple.

Reminiscencias interrailescas

Rápida pasada a lo que dio de sí el fin de semana; el viernes, tras la mencionada Korrika, tenía una despedida, del amigo Sappia que se va a trabajar a Madrid, y con tal motivo organizó una fiesta en su casa, que se prolongó hasta avanzadas horas en el Casco Viejo, hasta que mis pies, derrengados por lo de haber estado corriendo, dijeron basta.

A pesar de ello, el sábado me levanté prontito y aproveché para ir al gimnasio, y después de comer al spa, a hacer uso de un bono que me habían regalado y que caducaba esta semana. Relax, agua y burbujitas... mola.

Por la noche otra fiesta, cumpleaños de Pablo y Clara que organizaron en su casa fiesta de "retropimple". Es decir, bebida de la que bebíamos hace años, cuando empezábamos a salir; pitilingorri, orgasmo, platanito... Y después, a tomar algo al Donovan, cerquita de casa. Tampoco me extendí mucho más, que el spa me había dejado el cuerpo blandito.

Hoy por la mañana poca historia, y por la tarde una vueltecilla y juegos de cartas en el Bocatta, resistiendo la tentación de pedir uno para merendar.

Y ya de vuelta en casa, que mañana toca trabajar. Aparte de eso, nada relevante.
Publicar un comentario