jueves, 14 de abril de 2011

Piscina +1

Nada que te nada.

Desde hace tiempo suelo ir a la piscina una vez a la semana, donde me suelo dejar monedas, bañadores, toallas, órganos del cuerpo (todo se andará)... que se supone que es un ejercicio sano, y en los días de calor como hoy, una actividad bastante placentera por lo refrescante.

Y desde hace ya unas semanas, tomé la decisión de ir incrementando poquito a poquito la distancia a nadar, haciendo cada semana un largo más que la semana pasada. Empecé, creo que con 5; y ahora la cosa anda por 12. ¿Hasta dónde llegaré? ¿Seré capaz de ir nadando desde Bilbao a Nueva York?
Publicar un comentario