lunes, 8 de abril de 2013

Curso de mecanografía

 
Así me siento con este curso.

Hoy el taca-taca de las teclas inunda las inmediaciones de mi puesto de trabajo. Ya de normal mi trabajo implica teclear, pero no siempre tanto como hoy, ni de forma tan machacona. La respuesta está en el título, y es que hoy he empezado el curso online de mecanografía (sí, en horario de trabajo, pero es que es un curso DEL trabajo), y debo confesar que el curso me está horripilando un poco.

Los ejercicios son sumamente machacones y repetitivos, y además los que he hecho de momento no son de escribir textos reales y palabras que tengan sentido, sino que van de escribir ashfga, gakdgk, agdjkfg y similares, a fin de aprender la colocación de los dedos. Y claro, yo que soy de la escuela bidigital y aprendí a escribir con el Messenger, soy capaz de escribir bastante rápido, y con márgenes creo que aceptables de error, pero con dos deditos y la kirada fija en el teclado, sin mirar la pantalla más que de vez en cuándo, justo al contrario que lo que manda el curso. Y como además es un curso largo de narices (teóricamente 20 horas, pero la realidad es que de 30 no baja), pues se hace pesadísimo, sobre todo por la parte de tener que escribir las mismas palabras una y otra vez.

Cuando lo que realmente me dan ganas de escribir es ¿quién demonios me mandaba a mí meterme en esto?
 
Pero lo más sangrante es queen las partes teóricas del curso, las locuciones de voz están hechas con Loquendo, lo que hace que no sea capaz de tomármelo en serio, y vivo con el miedo a en cualquier momento me espete algún "jajajajajaja, hijodeputa, jajajajajja".
Publicar un comentario