domingo, 28 de abril de 2013

Lanzarote: días 1 y 2

Puente de las Bolas. Arrecife.

Afortunadamente he podido pillar wifi en el hotel, así que hago un breve relato de lo sucedido hasta hoy.

Al aterrizar en la isla fue el primer contratiempo, relacionado con el coche. Había contratado un coche de alquiler con Pepecar, y el correo me instaba a dirigirme al mostrador de Goldcar. Lamentablemente, parece que mucha más gente había tenido la misma idea, y allí encontré una demencial cola, que una hora más tarde, aún no había avanzado. Y como no quería tirarme mi semana de Lanzarote haciendo cola para coger el coche (igual es que lo estaban construyendo pieza a pieza), cancelé por teléfono y cogí el coche en el vacío mostrador de Europcar.

Ya con el coche me fui al hotel, en Playa Blanca, y tras descansar un poco y bañarme en la piscina, fuimos a pasar la tarde a la capital, Arrecife. Allí, nada reseñable.

Hoy, en cambio, ha sido día de mucho coche. Por la mañana, que nos ha pillado una buena lluvia (manda cojones, venir a Lanzarote y que me llueva), hemos ido a Teguise, donde había un bonito mercadillo, y después hemos sufrido las terribles curvas de la carretera hacia Orzola, donde hemos comido y mirado precios y horarios del ferry a Isla Graciosa, plan que queda pospuesto.

De ahí hemos cruzado nuevamente la isla para ver el Golfo, con su laguna verde de olivina, el Hervidero y las Salinas del Janubio. Y ya para acabar, hemos regresado a Playa Blanca, donde hemos disfrutado de la cena en el italiano.
Publicar un comentario