viernes, 12 de abril de 2013

Oi, oi, oi, me voy a Charleroi

 
Objetivo: Bélgica.

Ya falta menos. Dentro de 4 horas estaré en el avión con destino a Charleroi, donde mañana seré uno de los 2500 aficionados del Bilbao Basket que soñará con ver el primer título de su equipo, en lo que a priori será un partido muy difícil contra un poderoso Lokomotiv Kuban.

Ahí estaré si Ryanair no lo impide, vía Santander. Y volveré el domingo, con la emoción de la victoria o con la decepción de la derrota. Pero sin duda con una bonita experiencia en el bolsillo.

¿Es posible?

No es la primera salida que hago con el Bilbao Basket por Europa. Estuve en Turín en 2009, donde viví la mágica victoria ante el Zadar, y la emocionante derrota (no pudo ser de otra manera) contra el potente Khimkhi. También fui a Moscú, a ver al Bilbao Basket partirse la cara contra el superequipo del CSKA, al que tampoco pudo ganar (cosa que sí hizo en Bilbao).

Esta vez volvemos a tener un equipo ruso delante. Pero la diferencia es que esta vez, sin perjuicio de que pueda estar equivocado, veo que ganar sí es posible.
Publicar un comentario