domingo, 4 de mayo de 2014

Cuasipuente

Pues el viernes sí trabajé.

Al ser festivo el jueves, y aunque no me cogí el viernes libre, la sensación es la de haber tenido un fin de semana muy largo. Empieza el miércoles, con el visionado de la mediocre "Divergente" y el jueves, que es fiesta, día de tranquilidad y poca historia. Intento frustrado de comer en el restaurante griego, que es reemplazado por el Udon, sitio de comida japonesa. Me quedo con lo simpática que era la caja en la que venía la minipizza. Por la tarde una partida de "La guerra del Anillo" y luego a tomar algo. Pero poco, que el viernes tocaba madrugar.

El viernes por la tarde una larga siesta y un rato a la lonja. Luego de compras, y a que me dieran uno de mis regalos de cumpleaños (¡tengo Breaking Bad entera en DVD, cortesía de mi señora novia!). Luego cenar por ahí y charleta hasta la 1 o por ahí.

El sábado poca cosa destacable, salvo terminar la 7ª temporada de Dexter y empezar la 8ª (¡quién la ha visto y quién la ve!) antes de ir a la lonja de nuevo, a la fiestecilla de celebración del cumple de Virginia, nuevo fichaje del grupo friki (a estas alturas ya ni sorprende que haya chicas roleras). 

Ahí estuvimos hasta las 12, hora en la que la fiesta siguió camino de Iturribide, pero yo opté por retirarme, que me daba bastante pereza. Y hoy, nada durante el día, salvo organizar alguna caja para la inminente mudanza y unas partidas de Twilight Struggle por la tarde.
Publicar un comentario