jueves, 24 de abril de 2008

Inauguración de la Piña

Foto publicada en el diario El Correo

Ayer era el día D, la gran cita, el 23-A, día en el que la "Piña Marko Banic" salía a la luz.

Bar Azzurro. Hora H, las 20:30. Todo estaba ya preparado, y poco a poco se va acercando la gente, siendo los primeros en llegar los de la "Peña 2,18 Fred Weis" (aunque tuvimos el lujo de contar con representantes de todas las peñas del Bilbao Basket, como los decanos Hirukoak, Peña Salgado y Peña Vidorreta) y puntual a su cita aparecía el hombre de la noche, Marko "Pollo" Banic, y más tarde los demás miembros del equipo, Weis, Salgado, Marcelinho, Pasalic, Ilic, Quincy... con parte de la directiva y mucha prensa, muchas cámaras. Nuestro ego empezaba a crecer, la fiesta tenía buena pinta.

Pese a las presiones de algunos directivos para que la cosa empezara pronto, Marko Banic tenía una cosa clara, no quería empezar hasta que estuvieran los compañeros, y ayer era su tarde, era la tarde de Marko, así que lo que él piara iba a misa.

Cuando por fin llegaron todos, nos alegró ver que la cosa iba según el guión, y los asistentes, formal-formales atendieron al discurso que en nombre de la Piña pronunció Javilo, y contemplaron entre carcajadas algunos de los videos de cachondeo que habíamos preparado para la ocasión (todos ellos en el blog de la piña) y también los videos algo menos gamberros que habíamos hecho, con composiciones de videos y fotos de Marko, al ritmo de Bohemian Rapsody, con el que Marko estaba haciendo esfuerzos para contener la lagrimilla, y posterior intercambio de regalos, donde hicimos entrega a Marko de una camiseta de la Piña, de un collage con fotos suyas y de la piña, y cómo no, un pollo de peluche. Regalos a los que él correspondio con nuestras 13 exclusivas camisetas que muestran un pollo ataviado con la camiseta del iurbentia y el número 13 (13, dorsal de Marko y número de socios fundadores)

El resto, pura diversión, con gran éxito de los pinchos y canapés, sobre todo por parte de cierto jugador, cuyo nombre dejaremos en el anonimato, a quien pareció gustar y mucho la tortilla de patata. Famoseo, diversión y fotos, muchas fotos, en un evento que cumplió y con creces nuestras mejores expectativas, dado que la cosa podría haber salido diferente, pero ¿mejor? Imposible. Todo salió a pedir de boca, y si nos hubiéramos preguntado por nuestra inauguración soñada, se habría parecido mucho a lo de ayer.

Gracias a todos los asistentes, gracias a los jugadores, a la prensa, a la directiva, a Osito, que literalmente pasaba por ahí, y sobre todo a Sergio, por dejarnos organizar todo este tinglado en el Azzurro.

Una foto de tantas
Publicar un comentario