lunes, 7 de abril de 2008

Ablando, que es gerundio.

Supongo que te ablan de hortografía...

La publicidad, ese arte que consiste en hacerse notar, para que hablen de tu producto. Bien o mal, pero que hablen.

Y una técnica clásica para llamar la atención es el uso deliberado de errores semánticos, ortográficos o gramaticales, y en este caso, telefónica nos ofrece simplicidad, quitando la impronunciada h de hablar, quedando en "ablar".

Esto estaría muy bien si "ablar" no significara nada en castellano, o al menos tuviera algún otro sentido diferente al que el uso corriente nos sugiere (o más bien, el de su derivada "ablación"), así pues, veamos este escaparate que decora, desde hace ya unos añitos, una esquina de Bilbao:


Igual así visto, en la foto, no se aprecia muy bien, pero a la izquieda podemos observar una foto, que nos da una pista de qué tipo de "ablaciones" parecen practicar ahí. Y vease para ello la foto más detallada:


Ahora podría decir aquello de "sin comentarios", pero, qué narices, los voy a hacer.

Vamos a ver, ¿en qué coño (y nunca mejor dicho) estaba pensando el publicista? ¿Dónde tenía la cabeza el directivo que contrató al publicista?

Porque vamos, que yo sea retorcido vale, pero no me creo que sea el único ser humano sobre la faz de la tierra en haberse dado cuenta del doble sentido entre ese cartel, acompañado de la cuando menos pintoresca foto, y cierta práctica aborrecible que se realiza en determinados países islámicos. No me lo creo.

Como tampoco me creo que no haya sido la intención del creativo la de producir ese efecto, pero lo que me extraña es que ese anuncio haya pasado el filtro y no se haya oído queja alguna al respecto. Y esto al margen de que me parezca bien o mal, anuncios más inofensivos han sido retirados por mucho menos.

Aunque bueno, igual es que soy un retorcido y Telefónica ha pretendido hacer un anuncio inofensivo, siendo yo el único que ve connotaciones perversas, o todo ha sido fruto de la casualidad, pero vamos, difícil de creer me resulta.

Que cada cual vea y opine.
Publicar un comentario