viernes, 30 de octubre de 2009

Más Body Balance

Típica sesión de estiramientos.

Del Boy Balance ya hablé aquí hace unas semanas, y ahora viene a colación porque han metido nuevas variantes, distintos ejercicios, distintas posturitas, y posiblemente mayor intensidad.

Seguimos teniendo movimientos de Tai Chi (imitaciones de chimpancé epiléptico en mi caso), saludos al sol, donde el sadismo del instructor va in crescendo, Guerreros, con posturitas a lo James Bond (en serio), ejercicios de abdomen (ser acuchillado por un matarife sería menos doloroso), estiramientos, equilibrios, ejercicios de pilates y de todo un poco. Con más caña que la variante anterior, lo que hace que el momento de la relajación sea más agradecido, claro.

Viene también a colación, porque me he podido dar cuenta de mis propios progresos, de ver que mi cuerpo gana algo de elasticidad (de viga a tronco) y que cosas que antes eran imposibles, ahora las consigo. Y ya que me dejo dinero y esfuerzo en el gimnasio, como que hay que presumir un poco, ¿no?

Bueno, y también viene a colación porque no se me ocurría nada más que contar hoy en el blog.
Publicar un comentario