jueves, 8 de octubre de 2009

Nazgûl Fiction


El jodido rey del puto Angmar


Pulp Fiction es una de mis películas favoritas, y una de las piezas maestras de mi adorado Quentin Tarantino, así como una referencia del cine de los 90, pero si alguien piensa que por eso se va a librar de ser profanada en este blog (Casablanca también la adoro, y no por eso se libró) está muy equivocado.

Nazgül Fiction es una revisión de la película de Tarantino, ambientada en la Tierra Media, o visto de otra forma, cómo habría sido el Señor de los Anillos si la hubiera dirigido este director...

Todo empieza con Trancos y Arwen declarándose amor antes de atracar la posada del Poni Pisador, destacando el diálogo en el que Trancos le cuenta a Arwen lo siguiente:

-Oí que el otro día un tipo atracó una posada de Umbar con un Palantir, un puto Palantir. Entró en la posada y le dio el Palantir al posadero, y en el Palantir estaba Saruman, diciendo que tenía a la hija de ese hombre como rehén, y que si no le daba todo el dinero la mataría. Así que el posadero le dio al hombre del Palantir toda la pasta.
-¿Y Saruman tenía a su hija?
-¡Qué importa, la cosa es que atracó la posada con un jodido Palantir!

***

La acción prosigue con Legolas y Gimli, debidamente trajeados.

GIMLI: Hmmm...
LEGOLAS: ¿Y sabes cómo llaman a las raciones de viaje en Rivendel?
GIMLI: ¿No las llaman raciones de viaje?
LEGOLAS: Son elfos, no viajan, no sabrían qué coño es un viaje.
GIMLI: ¿Pues cómo las llaman?
LEGOLAS: Las llaman "lembas".
GIMLI: Lembas.
LEGOLAS: Sí, eso es. ¿Y sabes qué le ponen a las lembas?
GIMLI: ¿Qué?
LEGOLAS: Hidromiel...
GIMLI: ¡Puaj, joder!
LEGOLAS: Les vi hacerlo macho, las bañan en esa mierda.

Prosiguen hablando, mientras llegan a la Comarca y se acercan a una residencia Hobbit.

LEGOLAS: ¿Sabes que el Rey Brujo puso a sus nazgules en busca de un tal Frodo para matarlo?
GIMLI: ¿Sí, por qué?
LEGOLAS: He oído que arrasó su reino y destruyó a sus ejércitos. Por eso le busca.
GIMLI: Bueno, yo lo que he oído es que simplemente tiró un anillo a un volcán, no es lo mismo.
LEGOLAS: Bueno, ya sabes, arrasar un reino, tirar un anillo a un volcán, es el mismo juego.
GIMLI: ¿Qué me estás contando?
LEGOLAS: Bueno, no sé cuántos anillos has tirado tú a volcanes, pero yo he tirado muchos anillos a volcanes, y te digo que es el mismo juego.
GIMLI: No tío, no es el mismo jodido juego, no es la misma jodida liga, es más, ¡ni siquiera es el mismo jodido deporte!
LEGOLAS: ¿Quieres tirar mi anillo a un volcán?
GIMLI: ¡Vete a la mierda!
LEGOLAS: Está bien, ¿sabes que el Rey Brujo vio a Frodo desde el Palantir?
GIMLI: Yo no veo los palantires.
LEGOLAS: ¿Pero sabes que hay un invento llamado "palantir", verdad?
GIMLI: ...

Llegan a la cueva, donde hay unos hobbits traficantes (Merry y Pippin mismamente), a los que ellos han venido a buscar. Ahorrando el papeleo, la acción nos lleva a Gimli amenazando con su hacha a uno de ellos:

GIMLI: ¿Lees el Silmarilion?
PIPPIN: (Asustado) Sí...
GIMLI: He memorizado un pasaje que me gusta recitar... "el camino del enano recto, bla, bla, bla... y sabrás que mi nombre es Melkor, cuando el peso de mi hacha caiga sobre ti. *SPLOTCH*

***

Después Legolas se va de fiesta con Galadriel, se van a cenar, a Galadriel le da un colocón de Hidromiel y cerveza élfica después del concurso de baile, y casi se muere, aunque afortunadamente Legolas logra llevarla a tiempo a casa de su camello (Tom Bombadil) y se salva.
-¿De quién es esta moto, señor Frodo?
-De Smeagol
-¿Y quién es Smeagol?
-Smeagol está muerto, Sam.

La cámara enfoca a Gandalf, que está hablando a Frodo de niño. "Este anillo perteneció a tu tío Bilbo, es un anillo muy especial, y lo llevó siempre consigo, aunque le atraparon los orcos y los elfos, él siempre consiguió mantener el anillo, y dijo que quería que algún día fuera para ti. Pese a estar encerrado mucho tiempo, guardó este anillo muy bien oculto, y cuando murió de disentería me lo dio y fui yo el que guardó el anillo, y al igual que tu tío Bilbo, yo llevé este incómodo pedazo de metal en el ano durante dos años, y ya es hora de que tú lo tengas."

Frodo despierta, y se acuerda de que los Nazgul le persiguen, y está a punto de fugarse con Sam.

FRODO: Sam, ¿fuiste a la Comarca como te dije?
SAM: Sí, señor Frodo.
FRODO: ¿Y cogiste el anillo, como te dije?
SAM: No, señor Frodo, el anillo no.
FRODO: ¡Joder, Sam! ¡Te mandé a por una puta cosa, a por el puto y jodido anillo de mi tío, y no lo has traído!
SAM: (solloza)

Así que Frodo, de mala hostia, coge su caballo y se va corriendo hasta la Comarca. Llega a su cueva, donde recoge el preciado anillo de su tío, pero en la cocina ve algo sospechoso, un arco élfico. Oye un ruido procedente del cuarto de baño, y de ahí sale Legolas, al que Frodo dispara, lo atraviesa de un flechazo y lo mata.

Sale de ahí al galope, con tan mala suerte de que se cruza con el Rey Brujo, al que tiene que atropellar. Luego hay una persecución, y van a parar a una cueva, donde está Gollum, que les apunta con una ballesta.

GOLLUM: ¡Parece que Ella-la-Araña ha atrapado a doss mosscass! Ahora essperad a que venga Smeagol.

Y bueno, lo que sigue es Frodo que se desata, se libra del troll que le custodia, y corre hacia el arsenal, donde ve todo tipo de armas: Parsil, Anduril, el arco de Bardo, un hacha enana... pero se queda, claro, con la pequeña espada Dardo, y antes de irse decide ir a salvar, sin saber muy bien por qué, al Rey Brujo, al cual ve, cuando entra, siendo sodomizado por Gollum.

Frodo derriba a Gollum de un espadazo, y antes de que pueda reaccionar, el Rey Brujo derriba a Gollum con una bola de fuego, directa a su zona sensible.

FRODO: ¿Estás bien?
REY BRUJO: Estoy a mil jodidas leguas de estar bien.
FRODO: ¿Y ahora qué?
REY BRUJO: ¿Y ahora qué? Voy a decirte lo que pasará. Llamaré a un par de orcos empapados en hidromiel. Quiero que disequen a este colega empleando una bola de fuego y un par hachas. ¿Has apuntado lo que he dicho, maldito capullo? Aún no he acabado contigo. ¡Ni lo sueñes! Practicaremos el medieval fantástico con tu culo. En cuanto a ti, tienes hasta esta noche para abandonar la Comarca, y no se te ocurra contarte a nadie nada de lo sucedido.

Frodo se va en la moto de Gollum, y vuelve a casa para fugarse con Sam.


Soy el señor Wargo, arreglo problemas.

La acción vuelve a la cueva hobbit, después de que Gimli haya descoyuntado a Pippin de un hachazo, y se llevan a Merry como prisionero. Aquí hay que añadir que antes de morir, uno de los hobbits lanzó fuegos de artificio contra Gimli y Legolas, sacó un 1 natural en el dado y no les hizo absolutamente nada.

Esto hace que Legolas y Gimli discutan sobre teología mientras se dirigen a Isengard, montados en un mûmakil. Gimli dice que ha sido intervención divina (que está pensando en cogerse niveles de clérigo) y Légolas lo achaca a la suerte, y cuando se da la vuelta para preguntar la opinión de Merry, se le dispara el arco y lo atraviesa de frente a nuca, dejando el salpicadero del mûmakil lleno de sangre.

GIMLI: ¡Joder tío! ¿qué cojones has hecho?
LEGOLAS: ¡No sé, tío, esta cosa se me ha disparado!
GIMLI: Está bien, no perdamos la calma, un mûmakil con el cadáver de un hobbit es el tipo de cosa que llamaría la atención de los Rohirrim.

Y se van a casa de su amigo Tom Bombadil, quien les dice que se larguen de ahí, que como venga su mujer Baya de Oro y se encuentre con el cadáver de un hobbit y un mûmakil lleno de sangre y sesos, puede ser el fin de su matrimonio.

GIMLI: Joder Tom, esta cerveza es una pasada tío, Legolas y yo nos hubiéramos conformado con cualquier bebida,verdad? y va y nos saca este auténtico néctar de gourmet sin dudarlo. ¿Qué aroma es éste?
TOM: No necesito que me digas lo buena que está la jodida cerveza. La compro yo, ya se que es deliciosa. Si Baya de Oro va a la compra, compra caca. Yo compro esta cerveza élfica para que al beberla sepa a algo. ¿Pero sabes lo que me preocupa ahora mismo? No es mi cerveza. Es el hobbit exangüe de mis establos.
GIMLI: Tom...
TOM: No no, no necesito que me digas nada, contesta solo a ésto: ¿cuándo te plantaste aquí leiste algún cartel frente a mi casa que dijese "carroña hobbit"?
GIMLI: Tom, sabes que no hay ningún cartel....
TOM: ¿Leíste algún cartel frente a mi casa que dijese "carroña hobbit"?
GIMLI No, ninguno.
TOM: ¿Sabes por qué no viste ese cartel?
GIMLI: ¿Por qué?
TOM: ¡Porque no lo hay! ¡Recolectar hobbits muertos no es mi puto negocio, por eso!

Ante el problema, deciden llamar al Rey Brujo, quien les envía al señor Wargo, que no es otro que Gandalf, que llega, les ayuda a limpiar el mûmakil, les da ropa nueva y les dice que escondan el cadáver del hobbit en el ano del mûmakil.

Pero bueno, se libran, y tras eso, Légolas y Gimli se van a tomar algo a la posada del Poni Pisador, donde charlan y donde Gimli dice que quiere dejarlo y tal, momento en el que Trancos y Arwen, a grito pelado, empiezan a atracar la posada (y a Legolas esto le pilla heroicamente en el cuarto de baño).

Por supuesto, todo esto acaba con el hacha de Gimli apuntando a la cara de Trancos, Arwen histérica, amenazando a gritos con matar a todo el mundo, y Légolas apuntando con su arco.

Gimli le suelta a Trancos la frasecita del Silmarilion, y le pide que busque una bolsa en el saco del botín, una en la que pone "enano cabrón", de la que saca 1500 monedas de oro y se las entrega a Trancos.

LEGOLAS: ¡Gimli, como le des mil quinientas monedas a ese gilipollas, me lo cargo por principios!
GIMLI: No se las estoy dando, se las estoy pagando, estoy comprando su derecho a vivir, para no tener que matarlo.

Y tras soltar el rollo, Gimli y légolas se guardan las armas y se van.

Fin de la película. Títulos de crédito.

¿Fin?

No, aparece Boromir, dispara a Hitler porque sí, y luego se muere.

Ahora sí, fin.
Publicar un comentario