miércoles, 30 de diciembre de 2009

Avatar

Carátula

El bombazo taquillero del año, el blockbuster que llega de la mano de uno de los reyes Midas de la industria del cine, James Cameron (Aliens, Terminator, Titanic...) y nos trae esta vez una película de acción con tintes de fantasía y ciencia-ficción. Y lo que es mejor, en glorioso 3D, para una película de un impacto visual que difícilmente puede pasar desapercibido, por la belleza de sus paisajes y la naturalidad de la que reviste a sus personajes, la ficticia raza de los Navi, naturales de la exótica y peligrosa luna de Pandora.

Y el sonido, a cargo de James Horner (Willow, Braveheart, Titanic...) igualmente notorio.

Ella es un cincuentón gordo, calvo y con bigote.

En cuanto al argumento, pues sin entrar en detalles, más simple que el mecanismo de un chupete. En un futuro incierto, la humanidad prospecta otros mundos en busca de recursos, y se topa con Pandora, un peligroso planeta habitado por los Navi, una raza de pitufos gatunos-humanoides de 2 metros y medio, y para hacerse con su confianza crean los "avatares", unos cuerpos falsos controlados remotamente por su usuario, que son iguales que ellos. Y el protagonista es un marine minusválido enviado para hacerse amigo de ellos y obtener información.

Sobre el argumento ya me explayaré más adelante, aunque resulta todo bastante previsible, y sobre la película en general, que si uno va al cine sin mayores pretensiones, puede pasar un buen rato. Es maniquea, repleta de clichés, y con personajes bastante planos (no olvidemos que aquí la historia está al servicio del despliegue visual y no al revés) pero al menos cuidan el aspecto de no caer en incoherencias gordas ni absurdos excesivos, con lo que el cocktail funciona.

La película se deja ver, pero recomiendo encarecidamente verla en 3D, so riesgo de perderse el mayor aliciente de esta película que es precisamente su imagen. Verla en 2D sería como ver un musical con el sonido quitado.

ProtoNavi

Ahora sí me voy a meter con los spoilers, y a destripar la película. Empezando con Jack Sullivan, un marine discapacitado (en silla de ruedas) que viene de fiestas de Basauri (así lo expresa cuando dice que se siente como si se hubiera emborrachado con tequila y le hubieran dado una paliza) y llega a Pandora, el maravilloso mundo donde todo mata. Allí le dicen que extraen un mineral ultravalioso, y le comentan que su ahora difunto hermano era une eminencia en Pandorismo y Naviología y que como tenían un avatar para él, por no desaprovecharlo le encomiendan a él la misión de infiltrarse entre los siou... Navis. (Esto es como decirle al hermano de James Bond "señor Bond, ya sabemos que usted es protésico dental, pero ya que el smoking del difunto James le queda hecho a medida vamos a asignarle una misión de espionaje internacional")

Y ahí se mete (pasando de Charles Xavier a Rondador Nocturno), ayudado por una Sigourney Weaver en pleno declive (¡la meten en un planeta lleno de alienígenas, y no los aniquila!) y se va por ahí correteando, hasta que se pierde y en plena noche, cuando una manada de Bestias Trémulas de D&D se lo van a comer, aparece Pocahontas y lo salva (porque es Pocahontas) Se lo lleva a la tribu y ahí le cogen cariño, porque resulta que es el elegido de los dientes de león, y se va ganando el respeto (salvo del Navi con cara de malo, que no le gusta que le quiten a la novia)

Y se va alternando, en escenas de "ay, ay, Piticli, no me gusta ser cojo" (forma humana) con "mola jugar al WOW" (forma Navi) y poco a poco se va haciendo a su forma azul, y va aprendiendo los secretos de  Pandora, y sobre todo aprende a usar su coleta USB (lo mismo sirve para montar a caballo que para bajarse datos de PandoraNet) y a medida que se va encariñando con la tribu de azulones (y con Pocahontas) le recuerdan que está ahí para hacer un trabajo, que el Avatar no se paga solo.

Y pasa lo inevitable, que llega un momento en que los marines deciden hacer su trabajo (coger el metal) y siempre llega un momento (oh, sorpresa) en que el Jacksulli de turno decide cambiar de chaqueta y pasarse al otro bando (tiran más dos tetas, aunque sean azules, que dos ornitópteros) y junto con él cambian de bando, un poco porque sí, sus amiguetes, que deciden aliarse con los nativos. Especialmente gratuito me parece el cambio de bando de Michelle Rodríguez (como siempre, haciendo de sí misma) Me parece razonable que se niegue a exterminar indios, y así lo dice cuando decide no disparar al grito de "no me pagan para esto". Pero de ahí a liarse a matar humanos... Si mi jefe me manda fregar los baños también le diría que no me pagan para eso, pero luego no empezaría a disparar contra mis compañeros, hombre.

Y cómo no, se arma la marimorena, con gente muriendo por doquier, en una batalla en la que, lo siento, soy incapaz de no posicionarme del lado de los "malos". A ver, unos son humanos y los otros no, leñe, y el Jacksulli es un jodido traidor contra la Humanidad. Pero como es el protagonista, a pesar de los esfuerzos del Coronel, acaban ganando, y expulsan a los humanos de Pandora. ("Avatar 2" consiste en varias cabezas nucleares volando contra Pandora)

Y como recompensa por los servicios prestados, el cuerpo humano de Jacksulli muere, y se reencarna , cosa que se veía venir desde media hora antes, en su propio Avatar.
Publicar un comentario