viernes, 25 de diciembre de 2009

Olentzero


Portada de BodyFitness

Día adecuado para sacar el tema. Para quien no lo sepa, Olentzero es la figura que en Euskadi, al menos en partes de, sustituye al más conocido Santa Claus (aka Papá Nöel, aka San Nicolás) en su labor de repartir dádivas y regalos entre los niños (esto es debido a que la competencia de "Regalos navideños" fue transferida en virtud del Art. 123.4 del Estatuto de Autonomía, sin perjuicio de los Reyes Magos en respectivos ámbitos competenciales) y por la parte que me toca, fue el ente que alegró mis navidades durante mucho tiempo, hasta que descubrí la terrible verdad (no la cuento, por si hay algún despistado)

Analizando la figura del Olentzero, tenemos que es un carbonero aislado, probablemente de la raza de los jentiles, que vive en su cabaña y que cada Nochebuena se dedica a repartir regalos entre los niños. Pero a diferencia de su colega lapón, Olentzero es de Bilbao y no necesita elfos ni renos ni hostia. Con dos cojones y un saco, se pone a repartir regalos.

Ahora bien, analicemos más en serio a  Olentzero, y fijémonos en la letra de su villancico, que es a lo que he venido hoy aquí.

Olentzero joan zaigu
mendira lanera
intentzioarekin
ikatz egitera.
Aditu zuenean,
Jesus jaio zala
lasterka etorri da,
berri ematera.
El olentzero se nos ha ido
a trabajar al monte
con la intención
de hacer carbón.
Cuando se ha dado cuenta
de que Jesús ha nacido
ha venido corriendo
a dar la noticia.

Orra orra,
gure olentzero!
Pipa hortzetan duela,
exerita dago.
Kapoiak ere baditu,
arraultzatxuekin,
bihar meriendatzeko
botila ardoakin. (bis)
¡Ahí ésta, ahí esta
nuestro Olentzero!
Teniendo la pipa entre los dientes
está sentado.
También tiene capones
con huevos,
para merendar mañana
con una botella de vino.


Olentzero, Buru handia,
entendimentuz jantzia.
Bart arratxean
edan omen du,
hamar litroko botila.
Ai, hau dek tripa handia!
TRALARARA TRALARARA... bis
Olentzero, cabezón
vestido con entendimiento
Anoche del barril
debió de beber,
lo que entraba en 10 botas [de vino]
¡Ay que tripa más grande!
TRALARARA TRALARARA...


Ya los hábitos de Olentzero parecen ser poco saludables. Fuma, bebe y no cuida su línea. Un tipo desaseado, obeso y alcohólico, a juzgar por las cantidades que se trasiega. Aunque bueno, también es cierto que su trabajo es duro, y que andar de un lado para otro, correteando montes arriba y abajo le tendrán en relativa forma, y oye, algún vicio tiene que tener.

Pero hay un dato que me escama... nos dice que ha tenido noticias del nacimiento de Jesús, y que ha bajado a todo correr al pueblo a contarlo. Pero también nos dice que fuma en pipa. ¿Clara incoherencia? ¿Anacronismo de bulto? De sobra es sabido que el tabaco no fue introducido en Europa hasta después de descubrir América, y del nacimiento de Jesucristo, pues año arriba, año abajo, hace como unos 20 siglos.

Así que o la canción miente, o lo que es más lógico pensar: Olentzero no maneja información actualizada. Incomunicado como vive, en el monte, es normal que las noticias le lleguen desfasadas, aunque sea con 15 siglos de retraso mínimo. Eso, o algún tipo de demencia senil, claro. Que la soledad es muy mala.

Pero por otro lado, si nos fijamos en su actividad principal (además de la de carbonero) que es hacer regalos a los niños, me pregunto yo... ¿de dónde saca el dinero? No me creo yo que el carbón dé para tanto, y más me inclino a pensar que el "carbón" que vende se lo traen directamente de Marruecos, y que lo de los regalos a los niños es una forma de blanquear dinero.

Pues ale, ya he profanado otro mito. Si me veo con ganas, dentro de unos días arremeto contra los Reyes Magos.
Publicar un comentario