domingo, 20 de diciembre de 2009

En la aldea del Arce (niega)


¡Se veía nieve!

Ayer me desplacé a la gélida Artziniega (Álava), con motivo de celebrar el cumpleaños de Aratz, habitual seguidor de este blog, que nos convocó en su morada para invitarnos a comer (ñam, rico) y quedar y vernos, que de vez en cuándo está muy bien.


El interfecto (y sí, es un peluche del conejo de peluchito)

Que hayan sido mencionados en este blog, estuvieron también Rebeca y Jon, con el ya no tan pequeño Iker (que como es lógico, de tener unos días a tener un año, ha crecido una barbaridad), y bueno, como siempre, riendo y como viene siendo habitual, dado que a algunos de los presentes los veo 2-3 veces al año, a lo sumo (aunque en la época del instituto nos veíamos prácticamente todos los días, ley de vida) poenrnos al corriente de las respectivas novedades.


¡Ñam, chocolate!

La nota mala, que al tener gatos, mi alergia salió a flote (no es que no me gusten los gatos, pero es que cuando hay uno cerca, me encogen los pulmones) pero se compensa con creces con la excelente comida, todo delicioso, y aunque nos metiéramos con la tarta, doy fe de que estaba tan rica como promete la foto.< Así que, mis más sinceras felicitaciones a la cocinera. Y por supuesto, un frío que pelaba.
Publicar un comentario