martes, 22 de marzo de 2011

Diferencia piscinil

Perspectiva alien.

Este fin de semana en Tolosa aproveché el pase del polideportivo para hacer más cosas aparte del spa. Y en plena depravación cogí la costumbre de ir a nadar un poco cada día. Pero se me hacía muy duro, mucho más que cuando voy a nadar en Bilbao.

Al principio lo achaquè a que las condiciones de dormir no son las mismas que en casa, pero hoy al volver a la Alhóndiga he descubierto la terrible verdad, y es la diferencia de tamaño. La de Tolosa es de 25 metros de alrgo, y la de la Alhóndiga será, calculando a ojo, de unos 20 metros. Así, la diferencia al recorrerla es notoria.

Curiosamente, la profundidad también es mucho menor. Pero salvo que se quiera hacer andando, no debería influir.
Publicar un comentario