miércoles, 23 de marzo de 2011

La letra del DNI

Así difícil.

Apenas recuerdo los tiempos en los que el carné de identidad (DNI para los amigos) tenía únicamente 8 dígitos, a los que luego se añadió la letra (cosas del NIF y tal, en cuyos vericuetos no me voy a meter)

Al principio, en su día, pensé que esto era para que si se repetían números se pudiese distinguir, pero no era así. Como todo el mundo sabe, a cada dígito le corresponde una letra, que es fija e inmutable. Se hizo para evitar datos falsos, ya que es fácil inventar un número de DNI falso (tan simple como decir 8 números al azar) pero no atinar con la letra.

Me picaba la curiosidad por saber cómo se genera la letra, y veo que la fórmula que se utiliza es la siguiente:

Se divide el número entre 23 y se calcula el resto. Y según el resto se mira su equivalencia, con lo que ya tenemos calculada la letra.

0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22
T R W A G M Y F P D X B N J Z S Q V H L C K E


Así, el DNI 23.000.001, por ejemplo, sería el 23.000.001-R y el 46.230.014 sería el 46.230.014-Z.

Lo que ya no tengo tan claro es qué criterio se utiliza para que el orden de las letras sea ése (sé que se omitieron la O y la I para evitar confusiones con el 0 y el 1, y que no está la Ñ) Probablemente sea aleatorio, pero pondremos la mnemotecnia al servicio del lector por medio es este insulso relato.

Todos Recordarán a Wenceslao Álvarez, Gobernador Militar de Yucatán, Feroz y Pertinaz Detractor de Xabier Bilbao, Nieto del Juez Zabala. Sepan Que Vive Hoy Lejos de Casa, en Kilmarnock (Escocia).

Eso sí, lo mismo igual es más fácil aprenderse el orden de las letras que el relato propiamente dicho.
Publicar un comentario