jueves, 19 de abril de 2012

Ranking de traslados

La lucha por la permanencia.

Ya me he referido en alguna ocasión a la transferencia a Lanbide de las funciones que hasta diciembre llevábamos a cabo. Puede que también haya comentado alguna vez que la consecuencia inmediata de esto es la reducción de la carga de trabajo, y por tanto una reducción de personal en la oficina. Nos comentaron que en principio se quedarían 6 administrativos, más otros dos se quedarían en la sección de al lado, pero en la oficina. Y el resto, pues a distribuirse por otros parajes forales. Sin perder el trabajo, claro, pero en otro destino distinto.

Pues bien, hoy por fin nos han comunicado los criterios, y se daba la circunstancia de que en ese ranking previo aparezco como noveno clasificado. Es decir, el primero de los que tendrían que marcharse si todos los anteriores deciden que quieren quedarse. Pero después, mirando los criterios, que han sido los de antigüedad, nos daba que aparentemente no estaban bien calculados, con lo que yo subiría un puesto y quedaría en octava posición. Suficiente para quedarme, en la otra sección pero en la oficina.

Y teniendo en cuenta que no me quiero ir a otro sitio, y que ahí estoy a gusto (y más vale malo conocido que bueno por conocer), pues todo lo que signifique poder quedarme es una noticia positiva. Veremos cómo se van desarrollando los acontecimientos.
Publicar un comentario