lunes, 2 de abril de 2012

[REC]³ Génesis

Pues si te cuento cómo fue la despedida de soltero...

Sorprendente secuela de la que es a mi juicio una de las mejores películas de terror de los últimos años.

Viendo [REC]³ uno podría pensar que Paco Plaza ha perdido el norte. Pero lo cierto es que no lo buscaba, sino que hizo el petate y tomó directamente rumbo al sur. En vez de empeñarse en repetir una fórmula, que aunque exitosa ya daba muestras de agotamiento en la segunda parte, ha decidido cambiar completamente el registro y ofrecernos esta gamberrada de humor y acción a raudales.

Y cuando digo humor no me estoy refiriendo a una de esas películas que pretendiendo ser serias patinan y devienen en una cosa risible por lo ridículo, sino que deja bien claro que ese era su propósito.

Tras una introducción en la que amenazan con que la tercera de REC va a ser más de lo mismo (esta vez el vídeo de una boda), tras unos momentos de confusión inicial cuando surge el inevitable estallido zombi, la película se despoja de sus rígidas ataduras, para saltarse su primera y más sagrada regla.

A tomar por culo la grabación en primera persona.

Vale, que sí, que esa era la característica principal de REC. Pero cuando una herramienta deja de funcionar, es mejor reemplazarla. Y sí, eso nos deja con que esto tal vez no sea una secuela de REC, sino una gamberrada de zombis con guiños a REC. ¿Pero no es mejor eso que hacer una mala secuela?

Y ahí empeiza el show, donde la boda entre Koldo y Clara (perfectos Leticia Dolera y Diego Martín en su cometido de no tomarse la película más en serio de lo preciso) nos da paso a una orgía de risas y troceamiento de zombis, con más de Shaun of the Dead que de Bruja de Blair, e inevitables reminiscencias a Tarantino o a Álex de la Iglesia. Si en Acción Mutante nos deleitaban con tiroteo a ritmo de Karina, aquí una motosierra y Eloise de Tino Casal nos llevan al paroxismo.

"¡Ay Dios mío, se han cargado REC!" Pues no señores. REC sigue estando ahí, y seguirá siendo un referente en el cine de zombis. Y puede que [REC]³ no tenga prácticamente nada que ver, pero es que no lo necesita. Y superada la sorpresa inicial, solo nos queda disfrutar de esta macarrada de película, que no tiene reparos a la hora de saltarse leyes no escritas del cine. Y si para eso tiene que llenar de zombis un autobús lleno de niños... pues se llena.


Mi critica en Muchocine.net
Publicar un comentario