jueves, 8 de enero de 2015

Memorias de un ex-demandante de empleo [XXIII]

Los más jóvenes del lugar no captarán la referencia.

A pesar de lo que se empeñen en vender desde el Gobierno, la situación laboral no ha dejado de ser desastrosa (por usar términos suaves), y  desde luego que no es tan brillante como lo era hace unos años, en la época en la que la ETT era sinónimo casi de trabajo a la carta. Cuando hacía falta sacar unos euros, bastaba con llamar y enseguida había algo. Había trabajos mejores, trabajos peores y luego estaban los...

Trabajos chollo

Eran los menos, pero cuando tocaba uno de estos, el que suscribe empezaba a salivar. La cosa es que la ETT pagaba por horas, de forma que si trabajabas 7 cobrabas 7, si trabajabas 8 cobrabas 8, si trabajabas 10 cobrabas 10 (computándose las que pasaran de 8 como horas extra) y si trabajabas menos de 4... pues corbabas 4, ya que era el número mínimo de horas que te podían pagar.

Así pues, recuerdo con cariño dos chollazos que me tocaron. Uno consistía en vaciar un almacén, creo que de las oficinas de Iberia que iban a trasladar. Era curro, y la verdad es que estuvimos sin parar, pero creo que en hora y media ya estaba hecho, así que ese rato me aportó unos 30 euros. 

20 euros netos la hora de duro trabajo no parece mala cantidad, pero mucho mejor fue el auténtico chollazo que me tocó otro día. El trabajo consistía en mover una pesada maquinaria y llevarla a un laboratorio de análisis clínicos. Supongo que era urgente e imperioso, porque estaba muy bien pagado (10 euros la hora), y el trabajo consistía en esperar al camión, ayudarle a bajar la máquina del camión, subirla al portal y dejarla en su sitio. A decir verdad, la parte de bajarla del camión y subirla al portal se hacía sola, con la traspaleta. El quid de la cuestión es que para llegar hasta la sala donde había que dejarla había un recodo en el pasillo por el que no cabía la traspaleta y había que hacerlo a mano... lo que entre dos era ridículamente sencillo.

Así que dejamos la máquina en su sitio, y me tocó acompañarle en el camión a recoger unas piezas. Quedarme en el camión para que no se quedara solo, y ya. Me firmó el parte y a casa. Tiempo total, 40 minutos, tiempo total trabajado... ¿10 minutos?

Resumen: 40 euros por no hacer casi nada. Dinero gratis.
Publicar un comentario