jueves, 14 de abril de 2016

Arrested Development

La disfuncional familia Bluth.

Una comedia con unos añitos y bastante fama que he descubierto gracias a Netflix y que me ha resultado muy divertida, de lo mejor del género. Arrested Development es, y así se presenta, la historia de una familia adinerada que lo perdió todo y de un hijo que no tiene más remedio que mantenerla unida.

Y con esto, nos presentan, a modo a veces de falso documental, las desventuras de esta estrafalaria familia venida a menos, cuyos miembros son estos:

Michael: Uno de los pocos que se salva, y el que tiene el papel más protagonista, sobre todo al principio de la serie. Inteligente y responsable, trata de alejarse de su familia, pero con el tiempo va viendo que es más Bluth de lo que le gustaría. Y a medida que avanza la serie, se ve que ser el menos pirado de la familia no es lo mismo que no ser un pirado en absoluto.
Lindsay: La hermana gemela de Michael, con la que al principio no se habla. Superficial y con una ética "inestable", amante de las causas perdidas según tenga el día, o de llevar la contraria al mundo porque sí.
Gob: El hermano mayor de Michael, un adolescente de 40 años que trata de ganarse la vida como mago profesional a pesar de haber sido expulsado de la asociación de magos. Un descerebrado, capaz de urdir los más ridículos e intrincados planes.
George Michael: El hijo de Michael, y el único decente de la familia. Empieza siendo un adolescente pardillo y poco a poco va evolucionando. 
Maeby: Sobrina de Michael, una adolescente rebelde que trata de buscar la atención de sus padres. Es una hábil manipuladora y George Michael, a pesar de ser su primo, bebe los vientos por ella.
Tobias: El cuñado de Michael y marido de Lindsay. Un psiquiatra metido a actor de medio pelo, cuyo comportamiento claramente homosexual (a pesar de que no lo es) es uno de los chistes recurrentes de la serie, que tiene en sus ambigüedades algunos de los mejores momentos de la serie (su tarjeta de visita es sencillamente gloriosa).
Buster: El hermano pequeño de Michael. Un hombre de trentaypico con el cerebro de un niño, y que vive atado a las faldas de su madre, rodeado de todo tipo de fobias y complejos (entre ellos el de Edipo).
George: El padre de Michael y responsable de la debacle financiera. Un empresario liante y corrupto que acaba en la cárcel nada más empezar la serie, lo que no le impide seguir provocando todo tipo de situaciones hilarantes. Tiene un hermano gemelo, Óscar, bastante más honesto que él, y con quien se le suele confundir.
Lucille: La matriarca de los Bluth. Una mujer manipuladora y superficial (más aún que su hija), que no es capaz de renunciar a su vida despreocupada de lujos y excesos.

Arrested Development tiene 3 temporadas de momentos tronchantes, con unos personajes a los que a la vez amas y odias, con secundarios que dan muchísimo juego y algunas salidas francamente chanantes. Y luego está la cuarta temporada, que da un giro bastante grande y aunque puede ser algo más complicada de seguir (entre otras cosas porque los capítulos duran el doble), vista en su conjunto es una maravilla de la televisión, pues los 15 capítulos que forman la 15 temporada son las piezas que forman un complejo puzle en el que todo encaja con todo y hay cientos de detalles en los que fijarse. Quien la haya visto lo entenderá (o al menos sabrá de lo que hablo).

Teóricamente la serie termina al acabar esa 4ª temporada, aunque el final queda abierto y en algún momento se insinúa que podría volver. ¿Quién sabe?
Publicar un comentario