domingo, 17 de abril de 2016

Partidazo (101-82) contra Sevilla y otras cosas del fin de semana

El hombre del día.

Tirando de tópicos, una de fin de semana.

El viernes empiezo, algo que podía intuirse, la segunda temporada de Unbreakable Kimmy Schmidt y luego me paso un rato por la lonja, a hacer la tarde, y a la noche cine. Como también puede deducirse, Batman vs Superman, de la que ya hablé.

El sábado por la mañana tranquilidad y hacer la comida, aprovechando también para terminarme por segunda vez (15 años después) el Final Fantasy VIII, y por la tarde me vuelvo a pasar por la lonja, intercalando con paseo y cañas, donde recibo un muy molón regalo adelantado de cumpleaños, luego cenar, socializar un poco con frikis de la lonja y cerramos el sábado terminando la primera temporada de la descacharrante Galavant.

Domingo por la mañana, el suceso que da pie al título, el partido contra el baloncesto Sevilla, partido que me daba malas vibraciones y que, dado el número de bajas que presentaba el Bilbao Basket, he subido convencido de que íbamos a perder. Pero no, sorpresa agradable y victoria comodísima en la que todos los jugadores del Bilbao Basket han jugado a altísimo nivel, destacando a Mumbrú y a Raül López, que quiere que el final de su carrera nos deje buen sabor de boca.

Por la tarde vagueo, otra excursión al cine ("La invitación", de la que ya hablaré) y luego una vuelta, para recibir a unos amigos que han venido de Madrid.

Y eso ha sido más o menos todo.
Publicar un comentario en la entrada