martes, 22 de enero de 2008

Habemus casa

No es de chocolate, pero es lo único que le falta.

Al final opté por compartir piso con Baldrick, ya que en temas de alquileres 1000/2 es bastante más que 500, y las diferencias son atroces, ya que por 1000 euros al mes hay pisos de 3 habitaciones muy decentes, y por 500 tienes suerte si encuentras una buhardilla en los confines del universo conocido.

Así que partiendo de esa base, nos dedicamos a buscar pisos en alquiler, teniendo claro que la zona tenía que ser lo más céntrica posible, que al final eso también es calidad de vida.

El viernes fue la tournee por las inmobiliarias, donde nos hablaron de pisos, concertamos alguna cita y más o menos íbamos viendo cómo andaba el patio, y ayer fue día de ver pisos. Y es increíble lo rápido que se mueve el tema de alquileres, ya que los pisos suelen durar días y a veces horas libres, y se trara de estar en el momento adecuado en el lugar adecuado.

Y bueno, uno de los que vimos fue EL piso.

No sé por dónde empezar a describirlo. Si por la cocina equipada con su terraza, por el salón, por las dos habitaciones "pequeñas", más grandes que los salones de algunos pisos que vimos, por los dos cuartos de baño, o por la habitación principal (para un total de 3) en la que cabrían varios campos de rugby, y sobre todo, un armario empotrado, que nada tiene que envidiar al de Bender.

Situada en un piso 16º, en las torres de la Casilla, por 1000 euros al mes, un piso que fue verlo y decir "quiero, me lo pido para Reyes, bueno, no, para ya". El resto de los pisos que vimos nos supieron a poco, y eso que vimos alguno muy bueno (vimos otro en Amezola que era una maravilla, pero éste era aún mejor)

La única "pega", y que en este caso ha sido una ventaja, es que piden aval bancario, pero una cosa buena que tiene trabajar en la Administración Pública es que abre bastantes puertas, sobre todo las de los bancos. Y de hecho, ha sido una ventaja que pidieran aval, porque la persona que lo tenía apalabrado se echó atrás precisamente por el tema del aval.

Así que bueno, la semana que viene, probablemente el lunes, firmamos, y la Jokincueva ya tendrá forma.
Publicar un comentario