jueves, 17 de enero de 2008

Operación Nido Vacío

Ya va siendo hora de abandonarlo.

Llega un momento en la vida de toda persona en el que tiene que labrarse su propio destino y buscarse un hueco en el mundo, y parte importante de ese paso es abandonar la casa paterna.

Yo tengo ya una edad, y afortunadamente un trabajo medianamente estable que me permite plantearme estas cosas que hasta hace no demasiado eran impensables.

Pronto cumpliré los 30 (malditas barreras psicológicas que nos trae la edad) y me gustaría que me pillasen ya independizado, con lo que la maquinaria ya está en marcha. Elegiré el alquiler, ya que aunque tengo sueldo no tengo dinero como para meterme en una hipoteca y tampoco quiero vivir para el piso.

Llevaba ya tiempo estudiando el tema, y consultando, informándome del tema, pero hoy he dado un paso que por tonto que parezca me ha costado mucho, el decirle a mi padre "me voy a ir".

Le he comentado las dos opciones que barajo. Una es alquilarme yo solo un minipiso que estuve viendo el martes, un apartamento de una habitación y bastante pequeñajo, pero muy cuco y bien de precio (660 €) y lo mejor, a 50 metros de mi trabajo. Y la otra opción, que ha cobrado hoy bastante fuerza, es la de compartir piso con un amigo (Baldrick).

Miraremos cosas, y si vemos algo bueno, bonito y barato (la ventaja de dos pagadores es que puedes coger cosas más buenas,más bonitas y en proporción más baratas) nos lo quedamos. Y si no, pues me cogeré yo solo el micropisito.

En todo caso, os mantendré informados. Y bueno, la parte difícil, que era decírselo a mi padre, ya la he pasado.
Publicar un comentario