lunes, 4 de mayo de 2009

Balance Tolosarra

Un momento que nos pillaron fuera del SPA

Regresado de la Tolosa Party el balance es el siguiente: yo sobreviví a la Party, pero mi ordenador no. Y la moraleja es que si vuelvo el año que viene, mi ordenador se queda en casa. Que me presten uno, y si no, me llevo la DS, o algo, que cualquier cosa será más divertida que estar intentando arreglar un ordenador, menos frustrante, y a mi regreso tendré en casa un ordenador que funciona.

Además, nunca fue más cierto que en esta party los ordenadores eran la excusa, y que la actividad principal era estar como amebas en la charca, en remojo, o en su defecto en la sauna, en el baño de impresión (una tanqueta de agua helada, en la que lo mejor era el gustito que daba al salir, que hace pensar si meter los dedos en el enchufe merece la pena, visto el gustito que debe de dar sacarlos), o en la cafetería, disfrutando de los bocadillos, los pinchos, las hamburguesas, los desayunos, o la "dulzura" y "simpatía" de las camareras.

Muy buen rollo, buena diversión, relax y risas. Pero el año que viene mi ordenador se queda en Bilbao. Que me da una pereza formatear y reinstalar todo...

Publicar un comentario