viernes, 1 de mayo de 2009

Desde Tolosa

Y si lo dice Leónidas tiene que ser verdad.

Teóricamente el plan de este fin de semana es una enganchada de ordenadores, pero una enganchada un tanto peculiar. Es cierto, sí, que ahora estoy delante del ordenador, obvio, pero...

Empezando desde el principio. He salido pronto de Bilbao, por la mañana, sin conocer demasaido la ruta, y descubriendo que mi GPS es cylon, y que intentaba conducirme a una trampa mortal. Ya podía cobtradecir directamente las señales, como enrabietarse y recalcular, a intervalos aleatorios, tanto si le hago caso como si no, o decirme que gire inmediatamente a la derecha... ¡en mitad de una recta en la autopista!

Por suerte el camino era fácil, y hacer caso omiso del diabólico cacharro ha resultado ser una decisión bastante sensata.

Llegados a Tolosa nos comunican la terrible noticia: hoy las piscinas solo abren a la mañana, así que había que disfrutar: Spa, sauna, baño de impresión, a 3º de nada, nadar contra la corriente. Y luego una jamada en sidrería, con menú de ídem.

Y bueno, ahora por la tarde, pues como no hay gran cosa, pues habrá que andar un poco con el ordenador (he aprovechado para ponerme al día con Lost) y a la noche, pues ya se verá. Pero mañana no me sacan de la piscina ni con grúa. Que no me he venido hasta aquí para estar delante de un ordenador todo el santo día.
Publicar un comentario