domingo, 31 de mayo de 2009

La Nosoloboda

El que se casaba era Manu, aunque pese a lo que pueda parecer no se casó con Axel

De boda en boda, y tiro porque me toca. Ayer era el turno de Manu y Gema, en la ceremonia ciovilque se celebró en el parque zoológico Faunia de Madrid, de forma bastante poco convencional, pero bastante más divertida que una misa al uso.

El Jokin mafioso, il Giacommo

Lo que es la ceremonia se celebró al aire libre, muy al estilo americano, con música de John Williams de fondo durante parte de la misma, con el tiempo que acompañó, con sol y sin viento, cosa que es de agradecer. Luego ya nos metimos en la Batcueva, donde se celebraba la cena, y por Batcueva me refiero al hábitat de los pingüinos, que contemplaban atentamente nuestra cena, y nosotros los contemplábamos a ellos. Los mismos pingüinos que estupefactos escuchaban la música del convite, mientras nosotros atacábamos de modo inmisericorde la barra libre.

No miento, había pingüinos en la boda.

La fiesta se prolongó hasta elevadas horas de la madrugada, aunque se pasó todo volando, ya que fue francamente divertido y, sin duda, mereció la pena pegarse la paliza de ir hasta Madrid y volver. (Fui ayer a la mañana y he vuelto hoy)
Publicar un comentario