domingo, 10 de mayo de 2009

Dulce derrota

En ocasiones veo pollos

Como ya anuncié, viaje relámpago a Barcelona, 6 horas ir, 6 horas volver, derrota abultada,pero contentos. ¿Por qué? Porque nuestros rivales directos perdieron también, y eso nos valw para entrar a Play-off, garantizándonos así la presencia en competición europea en la temporada 2009/10.

Lo duro del viaje fue haber dormido tan poco, con mi petit despiste de pensar que era hoy y no ayer, pero nada que no se solucionara viniendo totalmente narcoleptizado en el viaje de vuelta.

Al partido en sí no le hicimos mucho caso (y casi diría que los jugadores tampoco) ya que dependíamos en cualquier caso de lo que pasara en otros pabellones. Necesitábamos que perdiera Fuenlabrada (tanto si ganábamos como si perdíamos), cosa que hizo, y una vez consumado nuestro triunfo, necesitábamos una victoria del Real Madrid en cancha del Manresa (y manda cojones, irte desde Bilbao al pabellón del Barcelona a animar al Real Madrid) Y sucedió.

Así, aunque habíamos perdido por más de 20, el ambiente post-partido era de victoria, que lo importante era pasar y lo habíamos hecho, así que el ritual de risas y fotos con los jugadores se volvió a cumplir. Especial gracia me hizo la jauría de niños caza-autógrafos que correteaban las inmediaciones, a la búsqueda de jugadores, aunque sospecho que sin demasiada idea del tema, porque cada vez que salía alguno más o menos alto del Palau salían corriendo detrás de él al grito de "¡mira, un famoso!"
Publicar un comentario